Petra Kvitova se encuentra ante Camila Giorgi

Era de esperar que Petra Kvitova, ex número 2 del mundo y campeona del Slam, pudiera dar su opinión sobre el cemento al aire libre (donde hoy ha ganado el partido número 300 de su carrera), pero su titubeante comienzo de temporada, en el que ha perdido 4 de 6 partidos, era un buen augurio para Camila Giorgi.

kvitova vs giorgi dubai

Desde luego, era imprevisible que la jugadora de Macerata levantara unos míseros 2 juegos, incluso sufriendo la vergüenza del 6-0, en esta primera ronda del WTA 500 de Dubái, en su tercera participación en este torneo (una segunda ronda en 2015 como mejor resultado). Si bien hay que alabar la perfecta actuación de la checa, sin fallos ni en el saque ni en la réplica, también hay que subrayar que Giorgi estuvo completamente opaca, sin poder mover a su rival ni mandar en el juego, además de estar muy poco acertada con el saque, sin lograr impactar en las pocas oportunidades que tuvo. Ciertamente se esperaba más, recordando también el último encuentro sobre cemento entre ambas, en Montreal, donde Camila ganó en dos sets.

Desde el principio Kvitova dejó las cosas claras, mostrándose sólida desde la línea de fondo y muy agresiva en la respuesta, empujando a Giorgi a cometer errores o forzar su segundo, e induciendo dobles faltas (habrá 8 al final del partido). Después de dos ventajas de 1-0 desperdiciadas por los italianos, una respuesta fulminante dio la puntilla a los checos. A partir de ahí, el partido fue inmediatamente cuesta abajo, con Kvitova gestionando tranquilamente su propio servicio, manteniendo los dos primeros en el 15 y el 30, con Giorgi siempre a una distancia segura. En el quinto juego la italiana se rindió: tres dobles faltas y un primer servicio muy tímido dieron a Petra una fácil respuesta ganadora para el doble break a cero. En el siguiente juego un excelente segundo de Petra anula el único punto de break de Camila en el primer juego, hipotecando prácticamente el set a Kvitova, que cerrará poco después con un fácil 6-2.

Si en el primer set hubo algunas tímidas señales por parte de Giorgi, al menos intentando mover a Kvitova y desplazarla del centro de la pista, punto desde el que es casi injugable, en el segundo set esto tampoco ocurrió, y fue un monólogo de la campeona de 2013. Otra rotura en la apertura con un ganador, después de que Giorgi haya tenido dos bolas de juego, y de nuevo el juego de la doble rotura (en este caso el tercero) es una fotocopia del primero: tres dobles faltas, rematadas por el error que da el juego (y el partido a Kvitova). A partir del 3-0 el partido, ya inexistente antes, se evapora por completo: Giorgi consigue un punto de break inmediato para recuperar al menos uno de los dos servicios perdidos, pero es anulado magistralmente por la zurda checa, y luego Camila cede otro break a 0 en el quinto juego. Sólo en el último juego Kvitova cometió finalmente un error, perdiendo la perfección que había tenido hasta ese momento y regalando dos puntos de break en el 15-40, que anuló con la clase de la campeona. Petra cerró con un 70% de puntos ganados con el primer saque y un 61% en la réplica en un partido dominado de lejos, con muchos méritos de ella pero también deméritos de Camila Giorgi, nunca capaz de exprimir su juego ni de reaccionar a la agresividad de su rival.

En segunda ronda Kvitova tendrá que enfrentarse a Sabalenka (tds nº 1 y nº 2 del mundo) o a Kostyuk; y sinceramente, en estas condiciones de forma se la puede incluir entre las favoritas del torneo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.