La número 1 del mundo, Ashleigh Barty, dice adiós al tenis

La mejor tenista del mundo, Ashleigh Barty, ha anunciado que se retira del tenis activo ¡dos meses después de ganar el Abierto de Australia!

La joven Barty, de 25 años, que ha sido constantemente la número 1 del mundo durante los dos últimos años, anunció la «megabomba» en una entrevista con su buena amiga y compañera de pista durante mucho tiempo, Casey Dellacqua.

ashleigh barty retirada

«Es la primera vez que lo digo en voz alta y es difícil de decir. Pero ya no tengo la energía, la fuerza de voluntad emocional que se necesita para desafiarte a ti mismo al más alto nivel, estoy vacía», dijo una emocionada la campeona por tres veces de un Grand Slam.

«Sé lo mucho que hay que trabajar para sacar lo mejor de uno mismo. Le he dicho a mi equipo muchas veces que ya no tengo eso. Físicamente no tengo nada más que dar. Lo he dado todo en este gran deporte y soy feliz. Para mí, este es mi éxito», añadió.

Barty señaló que su gran sueño siempre ha sido ganar Wimbledon, lo que consiguió el año pasado. Inmediatamente después, consideró seriamente retirarse del tenis activo.

«Wimbledon cambió mucho para mí como persona y como deportista. Estaba trabajando muy duro en mi vida por un objetivo y ganar Wimbledon, que era el único sueño verdadero que tenía en el tenis, cambió mi perspectiva. Tuve esa sensación justo después de Wimbledon y lo comenté con mi equipo. Había una parte de mí que no estaba satisfecha, que no se sentía realizada. En esta segunda fase de mi carrera se produjo un cambio de perspectiva, mi felicidad no dependía de mis resultados.

El Open de Australia parecía el momento perfecto para celebrar este maravilloso viaje en el tenis. Es lo que quiero como persona. Quiero perseguir otros sueños que siempre he querido hacer».

Barty, que también ganó el Grand Slam de su país hace dos meses, lleva 114 semanas consecutivas en el número 1 del mundo, un total de 121 semanas en el número 1, y ha ganado 25 de sus últimos 26 partidos de la gira y tres títulos en sus últimos cuatro torneos.

No es la primera vez que conmociona a la comunidad tenística mundial, ya que también decidió tomarse un descanso del tenis en 2014, cuando apenas tenía 18 años, a pesar de ser una jugadora que ya había demostrado su potencial para llegar a lo más alto. Luego se alejó durante unos dos años, en los que se dedicó a otras cosas, una de ellas el críquet.

Una de las razones por las que lo dejó fue porque quería una vida más normal y no podía seguir el ritmo frenético de la gira con todos los viajes. Esta era una cuestión que le preocupaba constantemente y que se acentuó en la temporada de la pandemia. Recordemos que en 2020 apenas compitió, optando por no viajar fuera de Australia. En 2021 volvió y ganó 5 títulos en un lapso de sólo 6 meses. Este año comenzó con títulos en el torneo de Adelaida y en el Abierto de Australia, que estaba destinado a ser su último torneo en la gira, a menos que algo cambie en el futuro.

«Sé que la gente puede no entenderlo y me parece bien. Porque sé que Ashleigh Barty, como persona, tiene muchos sueños que perseguir y que no implican necesariamente viajar por el mundo y estar lejos de mi familia y de mi casa, que es donde siempre he querido estar. Es donde crecí».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.